¿Quién Soy?

¿Alguna vez has sentido que tu vida puede ser mucho más emocionante, pero te da miedo tomar esa “difícil” decisión que te da tu libertad? Es como cuando ves los blogs de esta gente que se gana la vida viajando por el mundo y uno aquí aguantando tranques de 2 horas para ir o regresar del trabajo. Triste.

Así me sentía yo. Luego empecé a ir a terapia. Había escuchado que cuando la cosa funciona en serio la gente como que cambia bastante y tal. Y un par de meses después me encontré a mí misma viviendo fuera de la casa de mi mamá, con dos tatuajes (y más en camino), creando un plan de acción como trabajadora independiente (porque, por supuesto, había dejado mi trabajo también). Todo en menos de 6 meses. Me di cuenta de lo inquieta que soy (dice mi mamá que hasta necia también) y de lo impaciente que me puedo poner. La verdad es que me costó mucho soltar la seguridad para dar un salto de fe al vacío, pero como auténtica híbrida entre la generación Y y Z, mi libertad no tiene precio.

Mi nombre es Michelle Urrutia. Soy hija, hermana, nieta, amiga y novia. Sarcástica también. Y muy cariñosa. También soy psicóloga y terapeuta Gestalt en formación.

Si eres parte de ese 99.9% de la población que ha escuchado que todos los psicólogos están locos, ¡BIENVENIDO! Aquí vas a conocer más acerca de nosotros y del lado oscuro de la fuerza.

Y bienvenido también tu niño o niña interior. Aquí vamos a darle permiso para que aprenda a decir que NO (pero amablemente porque las princesas no se enojan).

Y si eres del grupito de los que está indignado con cómo está la sociedad actualmente (esto aplica en estos países) aquí también veremos un poquito de todo eso desde un punto de vista psicológico ¡Para ver si de una vez por todas a la gente le deja de dar pena decir que van a terapia a trabajar en su crecimiento personal y dizque a ser más felices! (SÍ, lo sé. Suena descabellado).

Me despido con una pregunta:

¿Dónde es que dice que los psicólogos no podemos estar locos?